3.1.13

Ralph al rescate

... junto a Paperman.

Los siete minutos que más he disfrutado en el cine en los últimos días me los regaló un corto animado, cuyo poster comparto:


Siete minutos de imágenes en blanco y negro, acompañadas de una hermosa composición musical y sostenidas en un ingenioso y acertado guión. Paperman se ganó mis aplausos.

La magia de Disney está en los cortos. Quizá por eso últimamente todas sus películas animadas vienen acompañadas de un corto animado. Paperman merece bis. Y, además, deja el camino listo para el "plato fuerte": 


Una película sobre un anti-héroe de juegos de videos con cierta insatisfacción existencial que lo impulsa a abandonar su juego para demostrar(se) que puede ir en contra de su código (programa/destino) y convertirse un héroe y así ganar el reconocimiento de quienes solo lo consideran un mal necesario.

Sí, el malo queriendo demostrar que es bueno, o, queriendo serlo...

Ralph no es malo. Es más, en su universo, el de los juegos de video, solo cumple con la programación que se le ha asignado. Un rol. Un papel para el show... pero esto lo tiene insatisfecho, ya saben, por aquello de ser siempre el malo de la película y no tener el reconocimiento, o cariño, que desea.


"... Soy malo, y eso es bueno. Yo, jamás seré bueno, y eso no es malo...", con esas palabras, Ralph, adoctrinado por otros anti-héroes de su universo, intenta aceptar su condición, su rol, su destino...

Quizá yo veo más profundidad en esta película de la que realmente hay. No sé. A veces uno ve lo que otros ni siquiera imaginan.

Ralph, ese personaje de grandes manos que destruye todo lo que toca, se eleva al podio de grandes personajes del cine por todo el valor humano que carga tras de sí. Un personaje casi shakesperiano, si me permiten el término. Un personaje atormentado e insatisfecho por su destino, el cual termina cumpliendo sin remedio.

"... Soy malo, y eso es bueno..."


¿Qué es ser malo?


Ralph, el demoledor es un película sin comparación. Tras las líneas generales del guión hay un desarrollo fino de cada personaje, sin llegar a la complejidad de una película conceptual. Esta viene en 3D, y no se puede ser más comercial que eso. Además, hay un claro interés de rescatar los arcades, por no decir los locales donde se juegan, o, por lo menos, generar la suficiente nostalgia para revivir algunos temas en las nuevas consolas.

Comercial, sí, pero sobresaliente por su temática. Desde quienes elaboraron el diseño de la producción, demostrando el conocimiento que tienen sobre el tema de videojuegos, hasta la elección de reparto que, aunque no se ve, cumple con la idea general de la película, sobre todo en la versión en inglés. Todos los que trabajaron en esta película merecen un reconocimiento aparte.

"... Yo, jamás seré bueno, y eso no es malo..."


Aquí hay para todos. Desde temas como aceptación, autoaceptación, pasando por discriminación, prejuicios, paradigmas, hasta expresiones como querer ser y deber ser. Humanismo puro, y más.

¿Por qué arreglo todo lo que toco?, se pregunta Félix, el héroe del juego donde Ralph es un villano. La antitésis. ¿Por qué no puedo elegir entre destruir y arreglar? ¿Por qué no puedo elegir lo que quiero ser? ¿Quién decide por mi?

Pesos y contrapesos. Causas y efectos. Blanco y negro.

Con Ralph, y los demás, todos aprendemos que hay una razón de ser para todos, que somos los que somos por una razón, un propósito y no algo que ocurrió al azar. Con Ralph aprendemos que necesitamos ver las cosas más allá del bueno o malo. Necesitamos entender que todos, todos, todos, todos, por insignificantes, irrelevantes, molestos, pesados, horribles, bonitos, apestosos, brillantes, opacos, etc... todos tenemos un lugar en la existencia y que no es casual que seamos lo que somos.

"... Soy malo, y eso es bueno. Yo, jamás seré bueno, y eso no es malo... No quiero ser nadie más. Soy feliz".


En el cine cuentan los detalles. Los momentos. Y uno de los mejores momentos en la película es cuando Ralph llega a la conclusión que no hay nada mejor que ser él mismo. Ser Ralph es bueno.

Quizá yo veo cosas que no hay en la película. No sé, pero por favor, no muera sin verla. Quizá le ayude en algo o le ayude a ayudar a alguien más.

De lo mejor que vi en 2012.

No sé quién decidió que María Antonieta de las Nieves doblara la voz de Vanellope, la pequeñita que ayuda a Ralph a encontrar su deber ser, pero erró, por eso, si puede, véala subtitulada. No es que en inglés hable una niña, pero Sarah Silverman no tiene voz de anciana.

Saltando ese detalle, la película es totalmente recomendable, y más con ese sublime corto animado que le acompaña.

Paz.


8 comentarios:

JLO dijo...

para responder (en algo) a la pregunta que te haces dos veces, ¿no será que la expectativa te hace ver las cosas de otra manera?...

digo, con la reseña anterior esperabas "mas" y con esta "menos"... se entiende?

yo tmabién vi este trailer y me gustó, menos que le trailer de Pi pero me dió ganas de verla...

ahora entonces son 2 las películas que tengo que ver ya ja...



una pregunta: Life of Pi es apta para menores? pregunto porque voy con un menor... salu2...

DEARmente dijo...

Y, quizá...

Hay películas que son de contenido. No se les puede valorar cinematograficamente.

Siempre hay expectativa. Y tenés razón en eso del "más" y "menos", pero creo que no es tanto el caso.

Cinematograficamente, me gusta más el corto. Mil veces. Sin embargo, en Ralph veo algo más. Veo tanto, que siento que mi post fue demasiado corto.

Saludos, JLO.

jonasan dijo...

Parece que tus apreciaciones van en tono a tu estado de animo my brother, resulta que yo lleve a mi peque a ver Ralph en 3D y le encantó, aunque el 3D no le resalte nada a la película. Yo en cambio me dormí en buena parte, sobre todo el periodo previo de que Ralph se de cuenta sobre la verdadera identidad de Vanellope y es que las ultimas películas de Disney tienden a eso, a incluir diálogos y escenas extra que no le aportan nada a la peli, talves lo hacen con el fin de atraer audiencia adulta, pero uno esta sabedor que cuando va a ver ese tipo de películas va a conectarse con el niño que lleva dentro....Cosa muy distinta a las ultimas películas de Dreamworks como por ejemplo: "How To Train Your Dragon" o "Rise of the guardians". Pixar últimamente esta cayendo en las mismas, quizá por haber sido absorbida por Disney. Se extraña el ritmo continuo que se imprime en peliculas como Toy story 1 y 2 (la 3 es entretenida pero no le llega a los talones a las predecesoras.. Deberían aprender de los conceptos de John Lasseter...por lo demas si quieren entretener a sus peques, la peli esta recomendadisima sobre todo por lo visual y a los mayores les encantara las referencias a sus antiguos juegos.

Paz

jonasan dijo...

Para JLO,

Life of Pi es apta para menores, solo que deberás hacer esfuerzos para que no se duerman en los primeros minutos de la película, y al final, pero el resto definitivamente les va a encantar, es mágico.

Yo igual lleve a mi peque a verla, pero no soporto los primeros minutos y se la paso dormido.

jonasan dijo...

P.D.

Referente al corto, TOTALMENTE DE ACUERDO es simplemente fascinante.....

Y concuerdo con que el doblaje de Vanellope hecho por Maria Antonieta es simplemente deprimente.

DEARmente dijo...

Jonasan:

No.

Mi estado de ánimo no determina mis comentarios.

¿Has leído bien el post?

Notarás (y me conocés) que no hice una valoración cinematografica...

Por cierto, la películas que mencionas también las vi en su momento... y no pasó nada.

Te recomiendo leer el post que dediqué a The Social Network y verás que aquí trato de ser objetivo y alejarme de eso que me acusas al principio.

xP


JLO dijo...

gracias por responder mi pregunta sobre el film... veo que explotó este post con comentarios! ja... mejor así...salu2 desde Argentina...

JLO dijo...

la fui a ver y me encantó... el corto de inicio me pareció bueno pero no genial...

a los 20 minutos de Ralph pensé que se venía una ñoñería pero no, me entretuvo con mucho ritmo, con buenos personajes delineados y algo de humor mezclado con sentimentalismo... recomendada si... salu2...