1.8.12

The Dark Knight Rises da un paso en falso.


Hace cuatro años vi una estupenda película. Caso raro, pues era una secuela. No hay buenas segundas partes, salvo poquísimos casos, como la que vi.  Ésta dejó pendientes por resolver. Asumí que habría continuación. Y esperé.

The Dark Knight Rises se estrenó en el país a las cero horas del viernes pasado. El destino me puso frente a ella un día después. Y durante dos horas con cuarenta minutos fui espectador, y espere, espere, espere... hasta que apareció el título, los créditos y encendieron las luces de la sala de cine.

No me escondo, TDKR no es ni lo que prometía ni lo que esperaba. Es un película buena, en términos generales pero, a pesar de los buenos momentos que tiene, no pasa a más. Y voy a comentar porque pienso eso.

¿Trilogía o película?

Un error común: valorar una película por su trilogía. Pasó hasta con El Padrino III. Es un recurso, no hay duda. Un recurso de quienes buscan que el producto no se valore independientemente, por sí solo. "No se puede", dirán muchos. "Hay que ver de dónde viene", sostienen otros; pero es falso. Un película debe pesar sola. Tanto para hundirse como para valorarse. Así, hasta las que se pensaron en varias entregas deben valorase por separado. Una debe impulsar a la otra o complementarla, no estorbarla o desacreditarla. Superarse o no depende de factores y gustos diversos, pero se espera que el asunto vaya in crescendo. TDKR lo hace, pero en sentido equivocado. La trilogía de Nolan termina a lo grande, pero sin sentido. Y vale compararla con la inauguración de juegos olímpicos, donde al final de tanta pirotecnia el asunto siempre pasa por ver las delegaciones caminando por la pista, sin más. Por eso no importa lo grande que puede parecer algo si al final es hueco. Anota, Nolan.

No se vale decir que Nolan supero a Burton con su trilogía. Si alguien tuvo difícil el camino fue Burton. El partió con menos referencias. El convirtió a batman en el caballero oscuro que se muestra hoy en el cine. Y no lo digo por el cambio de traje, que sí cuenta. Además, no se sabe cómo hubiera resultado una tercer entrega de su parte. Nolan tuvo la ventaja de tener las buenas referencias de Burton y las malas de Schumacher, sin contar la cantidad de películas y series animadas que se hicieron después. Además, es evidente que Nolan robó ideas a Burton y las camuflajeó. Quizá porque los estudios piensan que son ideas propias y pueden "reinventarlas" a placer, o porque Nolan no tenía idea de qué hacer. No sé. Pero están allí, a la vista.

Sin embargo, la trilogía de Nolan puede ser salvada. Tiene detalles propios que sobresalen. Nolan complementa la idea de Burton, y se separa solo en estilo para profundizarla. Pero basta de hablar de la trilogía. Vamos al punto.



"Yo creía en Harvey Dent". Con esas líneas, muy al estilo wellesiano, inicia la película. Luego, el prólogo, que ya se había estrenado en algunos cines y que pronto se filtró por internet. Entonces, la historia se desarrolla: Gótica, ocho años después, sin batman, a punto de ser sacudida por un nuevo villano, duerme tranquila en su cama de paz. Y así, hasta que los acontecimientos provocan que Bruce se ponga el traje oscuro y salga a las calles a defender la calma. Sin embargo, la cosa no será tan fácil como se escribe.

Hay un nuevo chico en la ciudad, una gata haciendo travesuras y un codicioso tras la fortuna de Bruce. Cada uno, por su cuenta, provocan un quiebre en la falsa tranquilidad de Gótica, además de despertar a batman del reposo.

Caos. Miedo. Locura. TDRK pareciera una tragedia. Hay pocas risas. Mucha seriedad, a veces forzada. Cierto drama salpicando la historia donde la acción, esa que condiciona a batman, se vuelve secundaria, de soporte. Y no es que no exista, pues hay mucha, pero no termina siendo total.  Hay explosiones, sí, pero esas las hay también en las películas bélicas que no son del género acción.  Hay luchas cuerpo a cuerpo también, pero no estamos ante una película de artes marciales. Estamos ante batman.

Dividida en las tres partes básicas de la estructura narrativa, TDKR hace una buena introducción de los nuevos personajes, además de retocar y acentuar los que ya conocíamos. Allí, Nolan sale bien librado.  Yendo hacia el nudo es cuando el asunto se traba. Quizá se deba a que no estamos ante el corte del director o a que se cambiaron cosas en la marcha, pero algo no termina de cocinarse. Hay lagunas evidentes que no pueden deberse a falta de ideas. Con 200 millones de dólares de presupuesto no se puede decir que no habían ideas. Por eso el desenlace no se da bien y tropieza, pues para soltar el asunto se recurre a giros que por poco y tocan lo absurdo.

Nolan es pretencioso en su puesta en escena. Quiere decir algo más que no viene al caso. Su dósis de "realismo" en su estilo no va con el personaje. Batman no es real. No existe. Por lo tanto, el discurso narrativo tiende a partirse. Demasiadas tomas de día para ser un caballero oscuro. Además, hay planos abiertos que no entiendo bien.  Quizá para sacar provecho al Imax o para demostrar que la cosa va en grande. Si bien cuida de ciertas secuencias, como cuando batman reaparece en Gótica, hay descuido en otras que no eran menos importantes, como la última pelea con Bane.  Nolan se olvida del primer plano para efectos dramáticos y se agarra de un guión flojo que casi lo hace caer.

Peca Nolan en ponerse fino en lo técnico (luces, fotografía, ambientación...), pero mostrarse descuidado en la edición narrativa. Personajes que aparecen y desaparecena, aun cuando están dentro de la misma secuencia... me hace pensar que los primeros rumores eran ciertos: la película duraba más tiempo.

Hay mano del estudio. Es evidente que el problema estuvo en el desenlace pues parece que fue diseñado en el despacho de los ejecutivos. Quizá Nolan, mal influenciado por los que decían que The Dark Knight es una obra maestra, quiso poner su toque de autor.  Algo de eso hay, pero por ser métodos usados en sus películas pasadas. Quizá filmó escenas a escondidas.  Quizá durante las revisiones se oían aplausos (todos los días hay revisión de escenas) y un par de ejecutivos decidieron ver si la película que estaban pagando iba o no con sus ideas... quizá.

Las últimas escenas de batman me hacen pensar que algunas no las filmó Nolan. Aunque el mito diga que no usa segunda unidad. Pero algo pasó, no hay duda, y para mal. Cuando una película recuerre a la nostalgia por otras películas, a sujetarse de la banda sonora para elevar la emoción y a la espectacularidad por encima de la coherencia es porque faltó dar con algo.

El sonido, bien. La música, adecuada, pero a veces monótona y sobrada. La edición, en eso de cortar y pegar film, bien, aunque en la narrativa se pierde. La fotografía, irregular. Los efectos visuales, nada. La ambientación, bien. El guión, necesita mejorar.  La dirección, inerte. Las actuaciones, pues, poco que rescatar. Muchos personajes se desarrollaron mal.


Bane, por ejemplo, no está a la altura que merece. Tom Hardy hace un trabajo decente, pero, dadas las condiciones, lo pudo realizar cualquiera. Con esa máscara (un guiño descarado a Darth Vader) y sabiendo que muchos de sus diálogos se grabarían en estudio, se pudo usar hasta la voz de James Earl Jones y otro actor (o actores) para la cámara. El Bane de TDKR parece un matón musculoso y tosco que impone miedo a base de físico. La máscara no ayuda a Hardy, quien tiene que valerse de expresión corporal para expresar algo más. Y no hay mucho. Es culpa del guión y Nolan. Quizá por desconocer al personaje, o por creer que no debían conocerlo. En las peleas con batman, que muchos dicen que son épicas, se le ve torpe, no parece el enemigo astuto y agil que logró romper a batman. Y cuando los diálogos deben salvarlo, estorban. La primer pelea parece tertulia y la última, cortometraje. A mi me quedaron debiendo.

Estamos hablando de un personaje relativamente nuevo en el universo batman, pero se trata del único que logró inhabilitar al héroe y aquí, en TDKR, terminan conviertiendolo en un peón. El giro final del personaje es decepcionante. Si la película iba a menos, es allí donde termina de caerse.

Creo que Nolan dio por sentadas muchas cosas. Pensó que su reputación como director (accidental, por cierto) le autorizaba permitirse algunos deslices, como cuando Bane hace un discurso tomando tres hojas para leer un par de líneas o como cuando lo elimina de escena.

Bane merecía otro final.


La gata... hay mucha Selina Kyle y poca gatúbela. Quizá a propósito. Nolan cayó en la provocación. Y perdió. Si algo hacía falta a sus películas eran personajes femeninos sobresalientes. Aquí tenía un reto similar al que tuvo con Guasón. El resultado no sobresale. Esto evidencia que Nolan no es director de actores sino un narrador y su Guasón no es suyo sino de Heath Ledger, a quien tuvo la suerte de dirigir y por quien su pelicula The Dark Knight sobresale de las otras.

Las primeras escenas de Anne son buenas. Nada más. Nunca hubo la impresión de estar ante una femme fatale. Siempre fue mejor verla con vestimenta normal que con el traje puesto.  No se le sacó provecho al rostro de Anne. Un par de primeros planos dramáticos hubieran ayudado mucho. No hay sensualidad. Hay una chica bella haciendo cosas malas, cuyo atractivo es su juventud.

Nunca entendí la elección de Anne. La imaginaba con el traje y no encajaba. Y pasó, eso pasó. Con traje no cumple. En traje de buzo se hubiera visto mejor. Su juventud abona poco. Una actriz un poco mayor (Rachel Weisz, por ejemplo) hubiera puesto el toque sensual y pícaro al personaje. Ese que faltó. Quizá Bale no quería batman alternara con una actriz más vieja. No sé. Pero Anne, como Gatúbela, reprueba. Sobresale como Selina Kyle, pero solo en algunas escenas. Su versión es novedosa, inédita, pero se pierde en esa confusión de ideas que Nolan plantea en la película.

Sus tres primeras escenas cuentan más que otras, luego, poco o nada

Lastima.


De los otros, poco que decir. Tocaba ver otras facetas, pero solo asomaron en Alfred (Caine), con un par de lágrimas incluídas. Los demás, incluído Bale (batman/Bruce), se mueven más o menos en el mismo registro que en las entregas anteriores. Un par de matices más o menos. Profesionales todos, pero hasta allí.

También hay más Bruce que batman. Nolan insiste en eso. Trata de humanizar al héroe. Bale es un actor que busca protagonismo. Ya en otra película presionó para que la historia girara en torno a su personaje, aunque no era así al principio. Es probable que se sintiera opacado por Ledger en la anterior película, pero es que lo fue, y entonces, pidiera a Nolan más drama para su personaje. Quizá por eso no hay tanto Bane, Gatúbela o batman... o, nuevamente, Nolan lo hace tropezar exponiendolo demasiado en un papel que no venía al caso. El conflicto interno de Bruce solo queda en una idea. Ponerle bata, bufanda, bastón, dejarle crecer la barba... no se ve un Bruce amargado, cansado. No hay un plano donde el rostro diga eso. De no ser por los accesorios, se podría pensar algo distinto.

El otro personaje femenino sobra, sobra, sobra, sobra. Más al final de la película. También algunos personajes de relleno pudieron evitarse. El papel del comisionado adjunto es risible, previsible y molesto. No sé si la idea es hacer resaltar otros personajes, pero el giro final de éste hace que no me tome en serio al guionista.  Hasta a Lucius le carga un par de diálogos dignos de principiantes. Y eso que Morgan Freeman hace su papel en la línea.  De todos, solo Blake, policía bajo mando de Gordon, sale ileso, quizá porque las demás interpretaciones van a la baja o porque se busca ponerlo en la lista de disponibles para posibles secuelas...


El batman de Nolan cae. Debía ascender, pero se estorbo a sí mismo. TDKR se quedá a varios pasos de The Dark Knight y muy cerca de Batman Begins. Nolan filma confundido. Los halagos confunden, desorientan y él ha recibido muchos que no merecía. Es evidente en muchas escenas la busqueda del aplauso de la audiencia, la emotividad, el elogio. Bastante forzada en algunas escenas.

Un película pretenciosa. Creo que más de alguna discusión hubo entre los estudios y Nolan. El final tiende ha ser una copia de otra idea reciente, sin contrar los giros inesperados que lejos de causar sorpresa causan decepción. Al menos a mi me lo causaron.

Un final a lo Inception, lo que puede resultar repetitivo en Nolan. El director busca separar a Bruce de batman y hacer un mito. Los hombres pasan, los mitos pueden ser eternos. Sin embargo, insistiendo en esa idea termina partiendo su película. Pareciera que quiere crear un caudillo. Un simbolo. Pero, a la vez, al humanizarlo lo desmitifica. El discuros se vuelve incoherente. ¿Es batman un héroe? ¿Gótica necesita a batman o a Bruce? ¿Hay necesitad de ponerse un disfraz? Alfred dice no, pero Bruce/batman dice que sí.

Como mencioné antes, si hay más Bruce que batman, más Selina que gatúbela, más otros liberando Gótica es porque el discurso de la película quiere ir más allá. Por eso las palabras de Alfred dicen no es necesario un héroe sino un sistema que no permita que existan villanos. Aunque el final, termine por presentarnos a batman como la única salvación.

No me gusta el "realismo" de Nolan. Lo considero innecesario. Con las primeras películas de batman no hubo locos por allí creyendose algo. Pero es que Nolan lo hace a propósito. El pesimismo al sistema, a las autoridades, a la gente... vemos al sistema dejando sola a Gótica y a las autoridades escondidas o atrapadas. Quizá se necesitaría un post diferente para profundizar en eso.

Leí en algún sitio que en su presentación a la crítica hubieron lágrimas. No sé. Quizá vieron otra película (creo que había otro final), o lloraron al darse cuenta que The Dark Knight fue el tope, o simplemente alguien sentimental se coló entre los críticos. ¿Lo aplausos? Bueno, es lo que la película buscaba. La primera aparición de batman en escena es emocionante. La música nos hace recordar que hace cuatro años vimos algo fenomenal y que ya empieza lo bueno, pero no.

Batman no pertenece a Nolan, ni a Burton. Batman pertenece a DC Comics y Warner Bros tiene derecho a explotarlo. Por desgracia, esa es la realidad. Nadie hará arte con él. Ni debe intentarlo.

Quizá parezca una crítica dura, pero es lo que vi. Para mi, TDKR, tiene 3 de 5.

7 comentarios:

Folósofo dijo...

Tenías razón un poco largo tu post.
Quizas cuando vea la película lo entienda.

JLO dijo...

uh ... que énfasis para decir que esta última Batman es mala jaja...

ayer mismo la fui a ver... se que es solemne y estoy de acuerdo en muchos de tus argumentos para el film pero te cuento que no me desagradó, es más, te diría que hasta me gustó...

me gusta que Nolan se haya tomado en serio al mejor personaje de los cómics, sus 3 películas son buenas como mínimo viéndolas desde cualquier punto de vista... se que le es pedante y hasta molesta a la gente de cine pero eso no me toca...

no es genial pero no esta mal... leve mi critica pero quizás escriba algo mas en mi blog describiendo mas profundamente mi dualidad.... salu2 master...

3v4n0 dijo...

Buenisima Critica, mejor se arruina, TDKR es buena pelicula, pero no es EPICA.

DEARmente dijo...

Folósofo: Todo al revés, eh.

JLO: Es buena, nada más.

3v4n0: Gracias por la visita y el comentario.

D4niel dijo...

Otra excelente reseña. Yo me perdí en varios diálogos de la película y pues, siento que Bane pierde la esencia de villano al final.

Slds.

Mario H dijo...

Saludos, me place comentar en esta nota que colocas en tu blog, si bien has planteado tus puntos y tus conclusiones; me intereso leerlo, porque es como precisamente alguien que conoce a Batman solo por películas hablaría de el...
no trato de poner en discusión cuan predispuesto llegaste a ver la película y comparto contigo el hecho que TDK es la mejor de la trilogía, existen puntos fundamentales de aporte que como tu lo dividiste así mismo se puede hablar de ello pero resumiré diciendo que el Batman de Nolan no es mas que el punto de vista que Nolan tiene de Batman, hay mas de 50 escritores en su haber que hicieron exactamente lo mismo, y no todos lo veían igual, sagas exquisitas de lectura que encajarían a la perfección en el cine, son dejadas atras porque al igual que los directores de cine como los escritores del comic ponen su interpretación del personaje, y Nolan tiene algo que me gusta mucho, pero tu lo mal llamas "realismo" en su universo no existen los metahumanos, los superpoderes no tienen espacio, pero es solo su punto de vista, tratas de poner en juicio que vimos mucho Bruce y poco Batman, que vimos mucho Selina y poco a Catwoman, pues el Batman fue el justo y Catwoman el personaje mas fiel al comic, en todas sus facetas y eso que la gatita tiene muchas... pero volviendo a tu critica a la película, destaco que dices que no esperabas buenas peleas porque hablabamos de Batman... pues en los comics Batman no ha encontrado alguien que cuerpo a cuerpo le sea un reto aparte de Bane, pero el Bane del comic es distinto al que vemos en la película y es que hay que ver que Nolan hizo algo que al Guason le hizo bien y a Bane lo mato... "no son criminales son terroristas y para terminar Nolan los fusiono con otros personajes que nadie sabe a parte de quienes leen sus comics, por eso son distintos a lo que sus nombres dictan en el comic", El Joker de nolan es la fusión de el joker del comic con Victor Zsasz, y Bane salio de la fusión de Bane con Ubu, por eso son distintos a los comics... es imposible compararlos y lo de la mascara y dart Vader... en las primeras apariciones de Bane en el comic se enfatizaba que no le entendían que decía por la mascara...
en resumen creo que tu argumento se calificaria tal cual como calificas a la pelicula y es en lo pretencioso, ya que hablas del personaje como si no existiera mas referencia de el que Burton y Schumaher, te invito a leer de batman en series como "Batman: año 1" "Batman: año 2" "Arkham Asylum" "El largo Hallowen" "Una muerte en la familia" "La caida del murcielago" y luego a que leas tu critica de TDKR y veras que cambias de idea en muchas cosas

DEARmente dijo...

D4niel: El fin de Bane en la película es bobo. Gracias por comentar.

Mario H: Primero, gracias por tomarte el tiempo de leer el comentario.

Yo hablo de cine, estrictamente. Uno no va al cine a ver comics. No es posible. Entiendo tu punto, claro, pero mi valoración es cinematografica, y eso que sin profundizar más.

Claro que hay muchas más referencias de batman en los comics, pero en el cine son pocas. A Nolan le juzgaré como director de cine. Y a TDKR en cine.

Como ejemplo te mencionaré Ben-Hur. Si lees la novela y quieres juzgar literatura en la película terminaras odiandola. Cinematograficamente no tiene igual.

Así, aunque sea un experto en los comics no iré a juzgar la película así, al menos no yo. Iré a juzgar, si se debe, con criterios cinematograficos. Si revisas, en ningún momento menciono los comics.

Lo que digo de la máscara va en función del desarrollo del personaje en la película. El origen de la misma no está en discusión.

He leído los comics que sugieres, pero son comics. Al comic lo del comic y al cine lo del cine.

Además, no he sido tan duro, le doy tres de cinco y nunca digo que es mala. La doy por buena, pero nada más.

Hay otros conocedores y realizadores de cine que han sido más duros con ella.

Para mi, queda por debajo de TDK y un paso atrás de Batman Begins, al menos en esta trilogía.