23.8.10

Grandes canciones a dúo: Don't Let The Sun Go Down On Me

Primero diré que tuve un dilema al titular el post debido al uso de las palabras dúo o dueto. Aunque a simple vista ambas parecen dar la misma idea, en términos musicales realmente no son la misma cosa y, para efectos del post, era necesario usar la palabra correcta. En fin, use la palabra dúo para que no se confundiera que estoy hablando de "grandes parejas musicales" sino de grabaciones/canciones interpretadas por dos cantantes/artistas en un determinado momento.

Así empiezo una serie sobre las mejores grabaciones a dúo —originales o covers— en la historia musical y, de manera particular, aquellas que me han impactado personalmente, o sea, mis favoritas.

La primera, por razones de generación y de feeling —a lo Guardiola—, debe ser sin dudas Don't let the sun go down on me, interpretada en vivo, durante un concierto, por George Michael y Elton John.


Lo de "generación" es porque, en esos días, cuando la canción se colocaba como No. 1 en Reino Unido y Estados Unidos, yo apenas era un adolescente y nada sabía de la versión original que Elton John grabara en 1974, así que, para mi, en aquel entonces, esa era la original. Claro, luego uno crece y corrige algunas ideas.

La versión George/Elton bien pudiera colarse en otro tipo de listados como "grandes canciones grabadas en vivo", "Grandes vídeos de canciones en vivo", "Grandes covers de todos los tiempos". "Grandes canciones revividas con éxito" o "Grandes apariciones sorpresas de un artista en un concierto". O sea, la versión da para mucho, mucho.

Vocalmente George Michael está impecable. Su voz y estilo son únicos y casi siempre dignifica los covers que realiza (véase Someboy to love con Queen). Elton John hace un aporte interesantísimo a la grabación pues evita repetirse —él la grabó primero—y logra reinventarse a sí mismo con una interpretación atinada. Además, él entra en un punto clave de la letra y del concierto mismo.

George Michael incluyó la canción en su Cover To Cover Tour que, a diferencia de lo que se esperaba, no era un tour promocional de su álbum Listen Without Prejudice Vol. 1 sino más bien una especie de "tour conceptual" en el que se dedicaba a cantar algunas canciones de otros artistas —covers—, entre ellas What A Fool Believes y Papa Was a Rollin' Stone, sin embargo, Don't let the sun go down on me era evidentemente su preferida.

En 1985, Elton John invitó a George Michael y Andrew Ridgeley a cantar con él la canción mencionada en el Wembley Stadium con motivo de un concierto del Live Aid.

Pienso que esa experiencia marco la preferencia de George por esta canción, al grado de cantarla en la mayoría de las presentaciones del Cover To Cover Tour y de animarse a invitar al propio Elton a presentarse como su invitado sorpresa durante un concierto en el Wembley Arena, el 25 de marzo de 1991 y realizar una grabación de la presentación.

¿El resultado? Una de las mejores grabaciones a dúo de todos los tiempos. Dele play y disfrute la que, según wikipedia, es único No.1 de la era moderna en ser grabado en exteriores, fuera de un estudio, e imaginese al autor de este post, siendo un adolescente, sentado frente al televisor, inundado del poder de esta canción.






***

Próxima entrega: Say say say, con Paul McCartney y Michael Jackson


2 comentarios:

JLO dijo...

George tiene una voz increible y buenos discos... de Elton se podria decir lo mismo pero a pesar de esto no me llegan a "cerrar"...

quizas es mi YO rockero q se resiste ja...

la proxima entrega (MJ y PmC) es grande.... salu2

dear dijo...

JLO: Sí, Georgees un cantante con un registro vocal envidiable, único.

Bueno, Elton no es un "gran cantante" pero ha hecho muy buena música y muy buenas canciones.

SLDS! bro.