10.10.13

Un algo difícil de explicar


Me pasa algo con vos.
Y la frase se queda corta. No describe. Ni explica. Es como una advertencia. O una señal de auxilio. S.O.S. Un intento, quizá. Un pedir permiso, o disculpas. No sé. Pero real es. Al menos la sensación esa de que pasa algo que usualmente no pasa es muy real. Algo extraordinario, pues. Escrita se ve inocente o ambigua. Pienso que cuando se dice es menos ambigua. Y si calculamos un tono adecuado puede ser hasta directa.

Ese algo puede ser todo, o nada.

La reacción de quien la lee o escucha depende de muchos factores. El emisor también cuenta. El momento, el lugar... el contexto histórico. Cada elemento complica o facilita la reacción a esas palabras y su interpretación.

El cine me da un ejemplo extremo: Amon Goeth y Helen Hirsch.


La metáfora representada por ambos personajes en La Lista de Schindler está basada justamente en un "me pasa algo con vos". Explico:

El nazi.
Ella judía.

Amon no fue un nazi civil. Era miembro de las SS. Comandante de un campo de prisioneros —exterminio— en Cracovia. Ella, una judensau —cerda judía—.

El primer contacto directo en la película se da cuando Amon busca una sirvienta para su casa. Le presentan un pequeño grupo de mujeres y este anuncia que quien elija será afortunada pues no trabajara como los otros prisioneros. Al preguntar quién tiene experiencia en trabajo doméstico, todas levantan la mano, menos Helen.


Amon, al notarlo, la elige a ella.

Algo me pasa con vos.
Esa puede ser la explicación para la situación planteada en la escena. Preferir trabajar como esclava a "gozar privilegios" como sirviente de su opresor. Orgullo judío, dicen. Preferir llevarse a alguien que no deseaba el trabajo y sin experiencia para obligarle ha hacerlo. Muestra de poder.

No empleare la sirvienta de otros, dice Amon. Excusa o justificación. En otra historia, se podría decir que la joven no mentía, que no tenía experiencia y temía que la descubrieran mintiendo. Que Amon, vanidoso, no quería tener sirvientas que otros hubieran tenido, pero no en esta historia. La película revela más.


Yo sé que no eres una persona en el sentido estricto de la palabra. Con esa frase, Amon intenta dar pie a su problema con Helen. Intenta explicar, explicarle y explicarse a si mismo porque está allí, frente a una judensau, diciéndole que piensa que algo anda mal, que no es él o ella, que se trata de eso —la guerra—...

En la lista, la lista, Schindler deja un espacio en blanco. Está reservado para Helen. Y es allí cuando Amon queda en evidencia. Se niega a dejarla ir. Mas no sabe por qué exactamente. Y si accede a dejarla ir es porque en el fondo intenta salvarle.

El algo. Un no sé qué.

Con vos me pasa algo.
Es un efecto singular. No pasa con cualquiera. El caso anterior muestra que ese cerdo nazi sentía que le pasaba algo con Helen. Con ella. Así, cuando sucede que pasa algo no es porque no pase nada, sino porque hay un efecto singular, único que se manifiesta con una persona en específico.

Amar.
Odiar.
Lo que sea.

Harry y Sally pueden ilustrar este punto.


Una pareja con un contexto histórico menos complicado que el primer ejemplo, no sabe distinguir qué es lo que pasa exactamente entre ellos. Y uno de los diálogos finales demuestra que ese algo, aun teniéndolo tan claro, es difícil de expresar y entender.

Harry:
Vine aquí esta noche, porque cuando te das cuenta que quieres pasar el resto de tu vida con alguien, quieres que el resto de tu vida empiece lo antes posible.
 Sally:
¿Ves? Esto es tan típico de ti. Dices cosas como ésa y haces que me resulte imposible odiarte. Y te odio, Harry. realmente te odio. Te odio.

Amor, dirán. Fácil. Sin embargo, antes pasaron por esto:

- Fuimos amigos durante mucho tiempo.
- Y luego dejamos de serlo.
- Y luego nos enamoramos.


Ese algo que no sé qué.
Se siente. Es. Pasa. Y es inevitable. Se manifiesta sin darse a entender. Sin explicación. Casi siempre evitando cualquier contacto con la razón. Evadiendo los controles del razonamiento. Si se filtra, no se le encuentra lógica aparente. Quien lo provoca, muchas veces ni se da cuenta. Y quien lo sufre, o experimenta, no sabe qué hacer con ello.

Hay un no sé qué en esa persona que nos provoca un algo, como nos pasó a todos con Mary.



Aunque ese es un algo muy fácil de explicar.

A este punto del texto se puede sacar cierta conclusión, pero no seré yo quien escriba tal cosa. Un me pasa algo con vos puede significar muchas cosas en distintos momentos de la historia. Ese algo se manifiesta en un sentimiento inexplicable. En una sensación única. No pasa siempre, ni con todas las personas. Pasa. Es.

De nada sirve esconderse. Ese algo llegará hasta las últimas consecuencias. Suerte entonces. O salvese quien pueda.

Paz.




3 comentarios:

JLO dijo...

y cuando te pasa agarrate fuerte... aunque en general siempre sea bueno que te pueda llegar a pasar...

diste 3 ejemplos bien distintos de amor... y de 3 películas icónicas, aunque yo personalmente odie la última por discriminadora entre otras cosas... abrazo...

Lucía Benito dijo...

Helen Hirch no levanta la mano porque realmente no sabia hacer tareas domésticas. Era una judía de buena familia, asique nunca había sido empleada de hogar. Aunque es cierto que en la película eso no lo explican, asique todos llegamos a pensar que no quiere hacerlo.Saludos.

Lucía Benito dijo...

Helen Hirch no levanta la mano porque realmente no sabia hacer tareas domésticas. Era una judía de buena familia, asique nunca había sido empleada de hogar. Aunque es cierto que en la película eso no lo explican, asique todos llegamos a pensar que no quiere hacerlo.Saludos.