5.10.13

Kubrick, Truffaut y Bowfinger

De Stanley Kubrick a Francois Truffaut: un desvío del alunizaje del Apolo 11. Así podría definir las recientes conversaciones con mi hermano. Todo por culpa del cine.

Tenés que ver La noche americana, dije.  Y mientras la googleaba, pregunté: ¿sabés qué es la noche americana? ¿No? Es un truco. Filmas de día, pero proyectas noche. Un truco. Y por eso la película se llama así, porque el cine es un truco.



Francois pasó de crítico de cine a director de cine. Actor, también, pero sin ser realmente tal cosa. Discípulo de André Bazin, crítico y teórico de cine quien creía en el cine de autor. En esta película, Francois termina confesándose: el cine es un truco, o no es lo que parece ser.

El cine es un arte, pero en el corte final. En el proceso es otra cosa. Hay mucho arte accidental en el cine. Y hay mucha pretención de arte en películas, sin llegar a ser arte en sí. La noche americana explica un poco, sin explicar, pero si la seriedad aburre, Bowfinger lo explica también.


En ambas películas hay un director con un proyecto en marcha. Para uno, un sueño; para otro, un encargo. En ambos caso, un sinfin de problemas surgen en el rodaje. En ambos caso se resuelven con trucos cinematográficos (encuadre, edición, etc...).

Si bien no hay comparación, las dos películas desmitifican a su modo ciertas ideas que se tiene sobre cine. Hay otros ejemplos, pero estos ayudan mucho.

Personalmente prefiero a La noche americana, pero Bowfinger es más digerible.

Ni Stanley opinaría de su trabajo lo que todo mundo opina, le dije a mi hermano. Para mi, se quedó a un paso, aunque esté por encima de muchos. Stanley nunca pensó el cine como arte, pero hay mucho arte en su cine. Y misterio.

Kubrick hizo su noche americana y en Una odisea del espacio nos mostró cómo. Una obra maestra sin igual, aunque en el fondo la idea no era esa.


Stanley puso al hombre en la luna. El cine llevo a la humanidad (en colectivo) al espacio antes que los rusos. Pero todo fue un truco. Bowfinger sabe de eso.



Así, Kubrick, Truffaut y Bowfinger hicieron una noche americana.


2 comentarios:

JLO dijo...

así que vos te unís a la teoría de que Kubrick hizo para la TV lo del alunizaje? hay un documental nuevo de El Resplandor (Room 237) que dice lo mismo...

la de Truffaut no la ví, la otra es muy graciosa, me gustó en su momento pero la ví una sola vez...



ojo, para mi Stanley es el 1 indiscutido... salu2 master...

Dulce Gomez dijo...

Me da curiosidad ver Room 237 porque según que explican algunas cosas sobre la teoría de Kubrick y el alunizaje, vi en las películas online de hbo El Resplandor y creo que sí tiene cosas muy locas que no se alcanzan a entender y podría ser una explicación.