11.2.13

Hushpuppy, la pequeña bestia del sur salvaje

Impresionante. Beast of the Southern Wild es impresionante. Cine arriesgado. Cine de autor. Poesía cinematografica. Arte.


Benh Zeitlin debuta magnificamente como director. Filmar con tal coraje merece el aplauso. Su película, casi artesanal (tal cosa no es posible), es aire fresco. Y el aire fresco siempre se agradece.

Beast of the Souther Wild es subversiva. Una metáfora visual que se impone sobre las ideas actuales de hacer cine (sobre todo en Estados Unidos) a base de técnica, talento y magia. La técnica no solo debe aprenderse sino entenderse e interpretarse. Benh manifiesta entender cómo expresar su idea con técnica. Una voz en off, un primer plano, usar teleobjetivo, movimiento de cámara... pero hay talento involucrado, y el talento no se hace, se nace con él y se descubre.

Hay arte a propósito. También hay arte accidental. Y hay un arte que es catártico. El autor se libera mientras trabaja en él, y se transforma. Así, pues, se produce magia. El arte entonces tranforma a quien éste se manifiesta.

Beast of the Souther Wild narra la historia de Hushpuppy, una niña que sobrevive al mundo desde su inocencia, abandonada en un lugar llamado La Bañera, un rincón paupérrimo donde sobrevivir es un milagro sin celebración. Hushpuppy germina en ese mundo caótico sin más ayuda que su determinación a vivir.

Hushpuppy es el catalizador de esta historia que se vuelve superior a medida que la cámara le persigue. La niña es todo. Hushpuppy invade todo.


Uno sabe que está ante algo grande cuando solo puede guardar silencio y contemplar. Beast of the Souther Wild me hizo callar.

He aquí a mi favorita para el Oscar a actriz. Quvenzhané Wallis, con solo nueve años, logra una actuación superior. Su rostro, su mirada, su voz... Hushpuppy es irrepetible. Hace bien la Academia en considerarle, en ponerla a vista pública. Hay mucho que considerar en su actuación. Más allá del talento (manifiesto, por cierto), hay horas y horas de trabajo en el rodaje, además, la disciplina de hacer lo que el director pide. Si una actriz adulta se cansa, imagine a una niña que en lugar de estar jugando está dentro de un proyecto artístico tan radical.

Benh no creó a Hushpuppy. Quvenzhané le ayudó a descubrirla. Y así, esa pequeña bestia del sur salvaje nos demuestra como convertirse en inmortal.



No dudo en recomendarla. Es un cine diferente. Hay en esta película ese elemento que no se puede explicar. Pienso que ésta elige a quien tocar, pues tiene vida propia. Desde que vi el avance para el Sundance Film Festival me pareció que me había elegido.

Por favor, no muera sin verla.

Nominada a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz y Mejor Guión Adaptado. Bien merecido.

Paz.



1 comentario:

JLO dijo...

ok, recomendación asimilada entonces, la tendré en cuenta... no hacen todo mal en Hollywood entonces, por la academia digo...

bellas imágenes, pareciera una película para hacerla en color sepia no?

salu2...