24.2.13

Francia, Irán y los Oscar, o del por qué Argo es la mejor película

En unas horas habrá fiesta en Hollywood. La gran noche, la noche de la entrega de los Oscar vuelve a ser la excusa perfecta para celebrar a lo grande. Productores, directores, actores, guionistas, sonidistas, maquillistas, extras, etc... se sienten representados en la premiación. Y el mundo entero está pendiente de si alguno de sus favoritos sale con oro entre sus manos.

Francia, por ejemplo, está representada por Amour, una cinta de Michael Haneke, director austríaco que volvió a seducir al jurado de Cannes logrando la Palma de Oro, máximo galardón otorgado por el festival.

Con cinco nominaciones, incluyendo mejor película, mejor director y mejor actriz, la cinta francesa representa, en cierta forma, todo lo opuesto a lo que se hace en Hollywood. Una forma de cine que no busca números en taquilla ni revoluciones sociales. Un cine que solo busca ser.

¿Por qué está esta cinta en competencia de mejor película? Tengo tres respuestas. Primero, para demostrar buen gusto y conocimiento. No se puede obviar a la ganadora de un festival como Cannes. No puede pasar otra vez lo que sucedió con Cinta Blanca, película del mismo director que pasó en los Oscar al olvido. En segundo lugar, hay un truco. Colocarla en competencia a mejor película potencia su valor como mejor película extranjera, así, se cargan los dados para que el Oscar vaya a manos del genio, Michael Haneke, que está nominado como director, pero que no podría lograr los votos suficientes de la industria en esa categoria. Y está bien, pues Michael da cátedra de dirección cada vez que filma una película. Y tercero, colocarla como mejor película amplia la audiencia que vera la soberbia actuación de Emmanuelle Riva, la octogenaria que nos regala un retrato desgarrador de una anciana que sufre parálisis.

Amour merece un post aparte, pero las palabras no alcanzan. No es un cine fácil de ver. Esa es su desventaja. No todo el que va al cine busca se expuesto a temas existenciales ni entiende de narración cinematografica. A veces, uno solo quiere entretenerse, y Amour no busca en ningún momento entretener a nadie.

Sin embargo, la Academia ya le empujó un poco. Ya se expuso en la manera adecuada. Creo que más tarde veré a Michael dando su discurso de agradecimiento por el premio a mejor película extranjera. Además, creo que Emanuelle, como Jennifer Lawrence, salió con tres chances a favor. Ella, no por simpatía sino por manifestación actoral, debería ser nombrada esta noche, pero, antes, debe sobrepasar a Jennifer Lawrence.

Francia, nuevamente, deja buena impresión en los Oscar.

Luego, algo curioso: Irán se cuela a los cines y a la premiación del Oscar vía Argo, pero su director se cae de la lista a mejores directores.


Error.
Error grave.
Error con explicaciones.

Al momento que escribo este post estoy viendo por tercera vez la película. En esta ocasión, mi hija de ocho años y mi esposa me acompañan. Curiosamente, una película con esa temática las tiene cautivas. Les ha gustado tanto que no hay quejas.

Como una costumbre, veo la película que creo ganará el Oscar justo la tarde antes de la premiación. Cuando vi el Artista todos me dejaron solo... hoy no.

La razón por la que decidí hacer este post de esta forma es para demostrar un punto. Como pasa con Michael, a quien se le busca dar un premio, a Ben se le dejó fuera para cargar los dados a favor de un peso mayor, don Steven Spielberg.

Un asco.

Nadie. Léase bien. Nadie merece el premio a mejor director como lo merece, o hubiera merecido, Ben Afflleck. Su trabajo es impecable. Si se incluyó a Michael fue precisamente para que éste restara puntos a los otros candidatos a favor de Spielberg.

En cierto momento, la Academia favorecía a los actores que dirigían sus películas. Ahora no ha pasado eso. Pero no es toda la Academia quien ha ignorado a Ben sino un grupo pequeño de personajes que eligen los candidatos. Error. Error. Error.

Argo es dirección.


Espero sinceramente que Argo gane como mejor película, aunque tenga en contra desventaja que ninguna película cuyo director no efue nominado ha podido jamás ganar el galardón.

Argo debe ganar porque engrandese el trabajo del cineasta. Porque pone de manifiesto que el cine no es solo entretenimiento y que a lo largo de los años (para bien o para mal) ha estado presente en los grandes acontecimientos históricos no solo lucrándose de ellos sino participando e incluso aportando soluciones.

El final de la película, con los juguetes de las pelíclas de ciencia ficción más representativas usadas como fondo, es simplemente sublime. La voz en off y la música acentuan la emoción final. El aplauso es automático.


Argo es un homenaje a Hollywood. La forma en que se burla de la Industria es el mejor homenaje que puede rendirle. Frases que son perlas, como cuando se dice que se le puede enseñar hasta a un mono a ser director en un día, o que no debe preocupar tanto el Ayatola como debe preocupar el Sindicato de Escritores, o como cuando se dice que encaja bien en Hollywood alguien que se hace pasar por pez gordo sin hacer nada. Frases que muestran el día a día de la Industria. Y hasta cuando se dice que si se busca esparcir una mentira nada mejor que una conferencia de prensa... la prensa de Hollywood.

Argo se burla a bien, como lo hacen los candidatos a presidentes en la cena que ofrecen los corresponsales de la Casa Blanca.

Quizá alguien se resintió por ello... Quizá, sabiendo eso, se repite la siguiente línea en la película: Argo vete al diablo (Argo fuck yourself). Ben y los otros se burlan de sí mismo.



Esta noche, el último nombre a mencionar debe ser Argo.

Falta poco. ¿Mi quiniela? Argo como película. David O. Russell como director. Actor, Daniel Day-Lewis. Actriz, Emmanuelle Riva o Jennifer Lawrence. Actor de reparto, Alan Arkin. Actriz de Reparto, Jackie Weaver. Película extranjera, Amour. Guión original, Moonrise Kingdom. Guión adaptado, Argo. Película animada, Ralph el demoledor. Y Paperman como mejor cortometraje animado. Lo demás me da igual.

A pesar  de la lista arriba, quiero que Quvenzhane Wallis gane como mejor actriz.

Dentro de poco se sabrá.




2 comentarios:

JLO dijo...

lo estoy viendo, creo que fallaste bastante en tu quiniela jaja aunque te fue bien con los dibujos...

el secundario para el de Tarantino (bien!)... pero no vi tanto (casi nada) como para opinar...

acaba de ganar Argo un premio menor como edición o algo así... pero algo es algo... veremos que sigue pasando...

JLO dijo...

y ganó Argo al final, estarás contento... habrá que verla entonces...