21.4.10

¡Que estupidez!



Todos los días alguien dice o hace una estupidez. Claro, eso, decir o hacer estupideces, o en este caso, ver o escuchar estupideces esta intimamente ligado a nuestra opinión, así, todo aquello que no esté en concordancia con nuestro modo de pensar, y de vivir, será una estupidez.

Las circunstancias, la actualidad, la educación, la cultura y muchos otros etcéteras, juegan un papel importante y, en algunos caso, hasta definitivo en eso de defirnir qué es y qué no es una estupidez.

Decir, por ejemplo, que El Salvador es uno de los paises más seguros de Latinoamérica, parecería una completa y premiada estupidez, en estos momentos, no así en los años cincuenta y sesenta. O, también, decir que Hugo Chávez es el presidente más lúcido del mundo, sería para muchos una estupidez, menos para Carlitos "el diablito" Ruiz, por ejemplo.

Sin embargo, y de eso trata este post, no todo lo que suena o parece estúpido es realmente estúpido, sino veánse casos como Noe, Galileo Galilei, Cristobal Colón, Julio Verne y hasta George Lucas!

Podría comprarme un auto nuevo si me dieran una moneda por cada estupidez que veo o escucho a diario, sin embargo, podría pagar la dedua externa de El Salvador si alguien diera una moneda por cada estupidez que digo o hago a diario.

Así es la cosa: todos somos, hacemos y decimos algo completamente estúpido para los demás, uno en mayor proporción que otros pero, ¿qué es estúpido y qué no es?

Como dijo Forrest Gump: "stupid is as stupid does", o, estúpido en el que hace estupideces (que mala traducción!)

Así, bajo esa afirmación, muchas cosas en el mundo serían una estúpidez.

Pararme frente a un muro y hacer oraciones, ruegos y hasta cantos frente a él, podría parecerle una estupidez a cualquiera, menos a un judio sefardí de la tribu de Leví. Ponerme un cinturón con bombas y hacerme estallar en un almacén, me puede parecer una estupidez a mi, pero no a un Shahid, martir musulmán. Andar con un plato en la boca, puede ser lo más estúpido en el mundo, para mi, pero no para las mujeres Mursi. Colocarle anillos en el cuello a mi hija suena estúpido, pero no es estúpido para las mujeres Padaung. Caminar por un desierto desolado por horas y horas o nadar en un río caudaloso por cruzar una frontera, me puede parecer estúpido a mi, pero no a miles de imigrantes que lo hacen por necesidad. Y así, hay muchos ejemplos en el mundo.

Hay mucha gente diciendo cosas estúpidas: Hugo Chávez, Barack Obama, Joan Laporta, Eugenio Calderón, Paris Hilton, entre otros. Sin embargo, hay mucha gentes que no cree que lo que dicen sea estúpido porque no comparten mi opinión.

Definitivamente, estabecer qué es estúpido o no es un verdadero dilema, así que la próxima vez que vaya a decirle estúpido a algo o a alguien, tengan cuidado de no estar haciendo algo verdaderamente estúpido.


***

PD: Este post inspiro el post (?): El Diario de un bohemio: estúpido es el que hace estupideces


3 comentarios:

Zoe dijo...

Lo malo es autojuzgarnos como estúpidos, los demás, para gustos se pintan colores.
Jajaja nunca había leído en una misma oración a Chávez y Paris Hilton.
Gastar mucho de la renta interna venezolana para hacer un desfile majestuoso conmemorando una fecha patria ¿Estúpido? Ummmm, depende.
Todo es cuestión de relatividad, te lo dice una chica que habita la zoopolis denominada Caracas :P

dear dijo...

@Zoe: Hola Zoe! en la reincidencia está la culpa! y has vuelto a reincidir leyendo mis postS... te declaro culpable! jejeje

Grcias por venir.

Sabes, es justo de lo que hablo, relatividad.

PD: ¿zoopolis? eso en nuevo para mi.

Zoe dijo...

Hola Dear, jajaja si algún día llegas a venir a Venezuela entenderás lo que es una zoopolis ;)
Y culpable siempre, mientras que el acto así lo amerite; en este caso leerte :P