2.3.10

The Hurt Locker: una lección de dirección

The Hurt Locker es una muestra, por excelencia, de cómo rozar la perfección en una película sin mostrarse pretenciosa y de qué es lo que un director debe hacer, en este caso directora, para controlar su obra en el rodaje sin importar lo que luego hagan los 'genios' de la post-producción (edición).

He aquí la que debería ganar, por lo menos, en la categoría de Mejor Director en la próxima entrega de los Oscar.

El manejo de la tensión y el suspenso es magistral. Una película bélica genial, diferente.

El manejo de la cámara, portada a mano por lo general, nos da la sensación de nerviosismo, de ansiedad, colocándonos a la espectativa en cada secuencia y exponiéndonos, como en un documental, al desenlace de las situaciones como si estas fueran reales.

De lejos, es la mejor película que he visto en lo que va del año. Totalmente recomendable.



No hay comentarios: