22.4.09

¡My generation!

Nosotros, la generación del eclipse de sol;

los que sufrimos los apagones de "8 horas Pérez";

los que sufrimos dos terremotos en treinta días, y ambos en fecha 13;

los que escuchamos hablar del "chele papaya";

los que conocimos y nos reímos con Aniseto Porsisoca con eso de que "uno de cipote es tonto";

los que alcanzamos a ver "Telepirata" y la primera versión de la "Niña Tula" y "La Tenchis" junto con "Funeraria El Ultimo suspiro", "Majahual Vice" y "Miércoles Enano";

los que alguna vez, sea por accidente o por afición, escuchamos decir "¡Aplauso volumen diez!" de David Rosales;

los que empezábamos los domingo con "Prontito, Chirajito, Pizarrin y Tio Periquito";

los que conocimos a "Timoteo Pampa", al "hijo de buda", a "Minguito y a Minguita";

los que babeábamos con Xuxa y sus Dalinas;

los que alcanzamos a ver algo de la guerra...


Nosotros, la generación de "Hacer nuestro el universo";

los de "tres cuartos de nada" y "Me suena como Mozart";

los del 2 a 1 a México en el Cuscatlán;

los que vimos al Sargento Milován recibir honores de Nenei después de un gol;

los que vimos firmar la paz;

los que vimos a Superman García surgir en el Saprissa;

los que vimos meter el gol con la mano a Maradona;

los que vimos el cabezaso de Zidane;

los que vimos a Magic, a Bird, a Jordan;

los que vimos a Palermo fallar tres penaltís en el mismo juego;

los que comimos 'charamuscas' y 'bolis'...


Nosotros, la generación de ¡venga esa mano!;

los que conocimos ilusionistas como Majano, Matis Hill y Perla;

los que volabamos "piscuchas" en octubre;

los de las huelgas de maestros y doctores;

los que celebramos los 500 años de descubrimiento;

los que conocimos un tal Riley Serrano;

los que conocimos a las dos Mónicas (Ianuzelli y Casamiquela);

los que nos jactamos que los discos floppy de 3.5 plg era la último en tecnología;

los esperamos que las computadoras dejaran de funcionar en el año 2000;

los que alcanzamos a ver a Willie regalando carros en Fin de Semana;

los del "canchis canchis", "El Baile del Sapito" y hasta "La Macarena"...

Nosotros, los que algunas vez jugamos con pacunes, comimos 'caimitos' y nos tirabamos 'higueros' con ondillas, debemos saber, mejor que nadie, que el mundo ha cambiado demasiado, tanto, que a veces no creemos que hablamos del mismo sitio...

1 comentario:

Ignoto dijo...

gracias man, estamos a la orden