7.8.08

Gracias ¿Piratas?

Se acaban las vacaciones (y el dinero) y lo único que queda son algunos recuerdos (piel requemada, cansancio), buenos momentos (si lográs uno) y alguna que otra anécdota (intentar cruzar un río en tu auto, por ejemplo).

Entre las cosas buenas que logré atrapar por ahí, y que sinceramente considero la mejor, está una película que, nuevamente, me regalan ($1.00 es un regalo) los piratas salvadoreños.

Se trata de una película cuyo título en español se traduciría Prométeme, pero que según pude investigar en el omnisciente espacio de google, originalmente se titula Zavet (2007) y en inglés Promise me this.



El argumento es sencillo.

Tsane (un niño muy parecido a Russell Crowe) vive con su abuelo (muy parecido a Santa Claus) y su vaca, Cvetka (sin comentarios), en la remota cima de una montaña. Exceptuando a su vecina, la profesora (que maestra!), ellos son los únicos habitantes del pueblo.

Un día, el abuelo de Tsane le dice al chico que se está muriendo, y le hace prometer que irá al otro lado de las tres montañas, a la ciudad más próxima, y venderá su vaca en el mercado. Con el dinero tendrá que comprar un icono religioso, después algo que él realmente quiera y, finalmente, deberá encontrar una esposa para traer a casa.

Tengo que admitir que este breve argumento no va a convencer a nadie, pero de esas breves líneas se desprende una comedia desenfrenada, loca y acelerada que a mi gusto personal es de las mejores que he visto durante este año, y se lo debo todo ¿a los piratas?


La película fue candidata en el Festival de Cannes 2007, el que ganó otra película que encontré con los piratas: cuatro meses, tres semanas y dos días. Es una co-producción serbia-francesa y está dirigida por Emir Kusturica. Claro, en la portada del DVD que me vendieron apenas y se entendía algo, estos datos que doy aquí los he sacado de la maravillosa y peligrosa internet.


Remarco que hace ratos no la pasaba tan bien viendo una película, sobre todo con una comedia, y tengo testigos que me he reído a carcajadas, hasta más no poder. La última vez que sucedió algo parecido estaba de por medio una tasa de chocolate y unos frijoles.

Hay detalles que por ilógicos son enteramente cómicos. El hombre volador me parece el más acertado. Hasta hay espacio para clásicos como Taxi Driver y hasta Shakira.

Quizás exagere un poco pero, esta si la disfruté, sobretodo a Marija Petronijević, lo mejor de la película. 



¿Cuando vendrá a los cines locales? ni idea. ¿Estará en algún renta vídeo? pues, no sé. ¿Valió la pena ese dólar? Por supuesto. Y se lo debo todo a los piratas.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Prométeme, bueeena pelicula, cumple con su cometido... hacer reir, en realidad hasta es refrescante. Los que puedan verla, veanla, la van a disfrutar.
William