12.8.08

Tarde otra vez

Closer (2004)



Amor. Sexo. Caos. Una cosa siempre lleva a la otra. Al menos eso queda demostrado en esta estupenda película de Mike Nichols.

Las dos razones por las que publico este post son las siguientes:

  1. Lo tengo entre los borradores desde abril de este año (2008) fecha en la que vi la película (con 4 años de retraso, jueeee)
  2. El domingo (10 de agosto), en el cine club de mi casa (para decirlo elegante) se la presenté a los dos testigos de siempre por lo que, al menos, voy a recibir 2 comentarios (espero... jajajaja)
Tarde otra vez!
Vamos a aclarar eso. Sucede que la primer impresión que tube cuando vi el poster de promoción de esta película fue de completa indiferencia porque de Julia Roberts sólo valoraba Erin Brockcovich (sobretodo su escote ja!), y mucho tiene que ver que la dirigiera Steven Soderbergh. De Natali Portman me quedaba marcado su personaje de Matilda en El Profesional de Luc Besson (el de Pádme no cuenta, no vale). De los otros dos tipos pues, nada! Luego, Mike (el director) me había dejado una profunda decepción de su trabajo con Lobo en 1994 (sólo la diosa Michelle Pfeiffer logró hacerme ver esa película de nuevo). Y bueno, la suma de todos esos factores me hizo obviarla. Error!!!

Argumento Universal.
Aquí se muestra lo difíciles que suelen ser las relaciones romanticas (diganmelo a mi y a Britney Spears). Esta es la historia de cuatro perfectos desconocidos, sus dramas, pasiones, venenos y mentiras que terminan en un festín de deslealtades.

Alice (Natali Portman) es una Stripper que llega de NY a refugiarcen en Londres (tremenda cosa). Por esas casualidades de la vida (suerte le llamo yo, y mucha) se encuentra con Dan (Jude Law) un escritor de 'obituarios' (¿Queeee?) con quien tiene un breve encuentro, con accidente incluido, lo que vendría a ser su primera cita. Luego, sin mucha explicación, se convierten en pareja, que vive felizmente (al parecer) hasta que aparece Anna.

Si, esa escultural y deliciosa fotografa que tiene un leve, mínimo y micro encuentro casual con Dann (¿un simple beso?) que detonará todos los explosivos que pueden minar una relación estable (infidelidad, mentiras, celos, etc..) sin contar, claro esta, que el Destino (o la perversión) ligaran a Ann con Larry, un médico que sin saberlo completa el poker de deslealtates.


Y así comienza el juego (o la tragedía) que, gracias a un excelente guión y a unas actuaciones sobresalientes, termina convirtiendose en una gran película.


Los diálogos

Un fuerte contenido sexual sin mostrar ni un solo desnudo. Lo más proximo a eso es ver (y no cansarse de ver) a una provocadora Natalie Portman en una traje de Striper, y nada más (por desgracia). Pero, si hay algo que rebalsa en está película es sexo y violencia emocional llevada hasta su culmen (como diría don Eduardo). Hay líneas, o frases, que tienen más filo que una Katana Hattori Hanzo (¿es posible?):

"Hola extraño..."

"Esto va a doler..."

"Un grupo de extraños tristes y solos, fotografiados hermosamente"

"
¡¿Dónde está tu amor?! No puedo verlo, no puedo tocarlo.
No puedo hacer nada con tus palabras fáciles"


"Como si fuera Inevitable!.... Siempre hay un momento en el cual uno dice... !
Puedo ceder o puedo resistir!...:"

"Mentir es lo más divertido que una chica puede hacer
sin quitarse la ropa. Pero es mejor si tú lo haces"

"Serás mi puta y, a cambio, te pagaré con tu libertad"

"Igual que tú, pero más dulce"

¿Por qué no basta con amar?

¿Por qué el sexo es tan importante?

Sin el perdón seríamos animales

Larry, el ganador

De todos los personajes (y actores) el mejor librado es Larry (Clive Owen). Magistral. No existe ni la menor duda que es el único que saca provecho de este festín (retiene la esposa, se acuesta con la striper, abre una clinica privada, pisotea la competencia, etc...)
Grandioso trabajo de Owen, que según investigué, en inglaterra interpretaba a Dann en la obra teatral.

La canción


No está demás una buena canción para mejorar las cosas y Mike (el director) lo sabe muy bien.

The Sound of silence
, le ayudó en su película El Graduado (y también la no menos famosa Mrs. Robbinson). Ahora, The Blower's Daughter, de Damien Rice, le hace los honores. La película inicia y termina con esa poderosa canción. La declaración (con unos acordes y un chelo desgarrador) del interprete, demuestra mucho de la escencia de la película (y de nuestros pensamientos):


I can't take my eyes off you/No puedo alejar mis ojos de ti
I can't take my mind off you/No puedo alejar mi mente de ti

Y luego, simplemente, como todo en la vida, aclara:

'Til I find somebody new /Hasta que encuentre alguien nuevo.





Y así, Dann (El semen más dulce, el perdedor, el escritor); Larry (El hombre de las cavernas, el ganador, el médico); Ann (La masoquista, el problema, la fotográfa) y Alice (La escapista, el sexo que sabe a cielo, la stripper) terminan demostrandonos en la batalla del amor y el sexo, todos pierden, hasta los que terminan juntos.

Lo mejor de la película.

Natalie Portman. Al principio. En la foto. Con Peluca rosa. Con peluca rubia. En boxer. Al final. Como sea y donde sea!!! Bellisima!!!




Pd:
a un Amigo "Folosofo". Cuando te diga: "Tenés que verla" es que REALMENTE, TENES QUE VERLA.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Closer, la verdad ya no quiero agregar mas en cuanto al argumento, personajes, etc.
Aquellos que no la han visto..veanla
W.

Anónimo dijo...

jajajaja ya me conocés, pocas palabras jajajaja.
Aparte que ya dijiste bastante o suficiente de la movie